Las mejores pulquerías de México

conciertos-para-todos

16 Nov Las mejores pulquerías de México

Sin duda, tequila es la primera palabra que pronunciará cualquier persona en todo el mundo al preguntarle por una bebida típica mexicana. Los más avanzados (y algo modernos) hablarán del mezcal y de la forma de beberlo, “a besos”. Sin embargo, el mercado de los tragos, alcohólicos y no alcohólicos, es mucho más amplio en México de lo que se conoce. Desde el tejate o el atole, a base de maíz, hasta el pulque, un brebaje casi desaparecido durante años que está recuperando su espacio en las barras de los bares de México DF.

El pulque es una bebida de origen prehispánico que se elabora a partir de la fermentación del aguamiel del agave. De color blanco (el original), y con una graduación alcohólica de entre cuatro y ocho grados, el pulque proviene principalmente de los estados de Oaxaca, San Luis Potosí, Guanajuato y Guerrero, pero en cualquier parte del país, incluyendo el Distrito Federal, es fácil encontrar familias o pequeños productores que se encargan de fabricar esta curiosa bebida que se ha convertido en el licor de moda en bares y cantinas. Recorremos la capital mexicana en busca de las cinco mejores pulquerías.

Las Duelistas

Aranda 28

pulqueria-las-duelistas3233

En una de las concurridas y caóticas calles del centro de la ciudad se encuentra esta histórica pulquería, fundada en 1912. Con aires de típica cantina mexicana, detrás de las paredes llenas de grafitis se esconde una de las pulquerías más auténticas de la ciudad, y también de las más concurridas: suele estar hasta la bandera desde que abren, cada día, a las diez de la mañana. El interior es un gran mural que recoge figuras prehispánicas como Mayahuel (diosa mexicana del maguey) y diversos motivos aztecas. Ofrecen botanas (tapas) y algunos platillos, pero el pulque es el gran protagonista. Las Duelistas ofrece diferentes tipos de pulque cada día de la semana, pero destacan dos, fijos en la carta: el natural, más fuerte y viscoso, y el pulque curado de apio, con un toque de chile y limón.

La Cueva

Callejón de Mesones 5

Desde el cierre de la mítica pulquería La Risa, a dos pasos de este local, La Cueva ha tomado el relevo como referente pulquero en el cruce de la calle Mesones con Regina, en pleno centro histórico. El bar es muy pequeño y austero, pero la terraza, ubicada en un agradable callejón, suple bien la falta de espacio interior y, cuando la lluvia capitalina lo permite, se llena de clientes de todas las edades. Ofrecen pulques curados naturales y cuentan con el tropical, de avena y hierbabuena, como especialidad.

Los Insurgentes

Insurgentes Sur 226

1474296932_023791_1474298531_sumario_normal

En el siempre popular barrio de Roma Norte se encuentra esta casa porfiriana de tres plantas, que alberga una de las pulquerías menos tradicionales de la ciudad. En Los Insurgentes se sirven pulques finos del estado de Tlaxcala; además del pulque clásico, sirven variedades de diferentes sabores, como apio, ciruela, guayaba o maracuyá. Pero el local esconde más secretos: en la planta baja es fácil encontrar bandas tocando música en directo cualquier noche de la semana y en la planta superior DJs de diferentes estilos suelen amenizar los fines de semana. Es, sin duda, uno de los lugares más eclécticos de la capital donde probar un pulque.

La Hija de los Apaches

Doctor Claudio Bernard 149

Una pulquería para valientes, principalmente porque se encuentra en la colonia Doctores, una de las que aún conserva la mala fama dentro de la ciudad, pese a los incipientes síntomas de gentrificación. Este local tiene más de 70 años de historia y entre su clientela es fácil encontrar vecinos del barrio, jubilados y, cada vez más, jóvenes que se acercan hasta aquí para probar los sabores dulces que ofrecen sus pulques, como el de cajeta (dulce de leche), mango y fresas con crema.

La Nuclear

Querétaro 96

la-nuclear-pulqueria-resena_132953-jpg_579213318

De vuelta a la Roma Norte, uno de los epicentros nocturnos del DF, encontramos una de las últimas incorporaciones al panorama pulquero de la capital. Esta cantina, con puertas de madera al más puro estilo del lejano oeste, ofrece una amplia selección de pulques curados, pero también cuenta con mezcales y cervezas para los que no se atrevan con el viscoso fermento de maguey.

 

Fuente: El viajero

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.