Turismo en San Cristóbal de Las Casas, Chiapas

En el corazón de la zona de Los Altos de Chiapas, emerge uno de los destinos más coloridos e históricos del sureste mexicano, San Cristóbal de Las Casas. Lo primero que nos impacta de este mágico lugar, son sus paisajes y vistas conformados por magníficas montañas y místicos bosques de pino y encinos.

Al visitar esta hermosa ciudad, parece que nos transportamos a otra época. Podemos vivir y sentir el peso e importancia cultural y económica que tienen los tzotziles y tzeltales, comunidades que han padecido por décadas, dejadas en el olvido y la miseria.

Este destino es un Pueblo Mágico, catalogado así por el programa de la Secretaría de Turismo, distinción ganada sobradamente, porque aquí se mantiene con orgullo el pasado colonial mezclado con el sincretismo y las tradiciones indígenas.

Es a partir de sus raíces indígenas que San Cristóbal de Las Casas comenzó a ser proyectado mediante para tener lo más destacado de la arquitectura colonial de edificios de los siglos XVI y XIX, de estilo plateresco, barroco y neoclásico.

El trazo de la ciudad comenzó con lo que hoy es la plaza principal, a cuyo costado se designaron los lugares que ocuparían la catedral, el cabildo, la cárcel y el mesón. Mientras que en la periferia del centro se asignaron los solares o terrenos para los españoles, y, hacia las orillas del pueblo, se ubicaron los indígenas.

Como lo dije al principio, San Cristóbal de Las Casas es el color de Chiapas. Para muestra están cada una de sus casas pintadas en distintas tonalidades, con balcones de herrería fina, techos de dos aguas de teja roja, patios llenos de flores, puertas y portones de madera.

Para disfrutar San Cristóbal de Las Casas, hay que dirigirse hacia la catedral, templo dedicado a la virgen de la Asunción. Su fachada data del siglo XVIII, pero su construcción inicia en el siglo XVI. Es de estilo barroco con una profusa decoración a base de motivos vegetales realizados en argamasa.

Después podemos caminar por todo el Andador Turístico hasta llegar al templo de Santo Domingo. Al caer la tarde, vale la pena sentarse a disfrutar del sabor y aroma de un café en una de las bancas del templo de El Carmen, donde fue albergado el primer monasterio en el estado.

Ya entrada la noche en San Cristóbal de Las Casas se comienzan a vaciar las calles, pero para los turistas siempre existen opciones muy interesantes como el Maquia, El Circo o La Cucaracha, los bares de moda.

Hoy, San Cristóbal de Las Casas ofrece un abanico de productos y servicios, que sumados a su misticismo, cultura e historia, lo hacen un destino de gran nivel para cualquier visitante. Por eso les recomiendo que hagamos turismo en San Cristóbal de Las Casas. Hagamos turismo en México. Hasta la próxima.

Sígueme en Twitter: @tonyyarto