Turismo en Pachuca, Hidalgo

A tan solo 50 minutos de la Ciudad de México, se encuentra la ciudad de Pachuca, capital del Estado de Hidalgo. Si bien la ciudad es famosa por su reloj monumental, ubicado en la plaza principal, su historia minera, una gastronomía especial y en particular una herencia inglesa, hoy en día, la “Bella Airosa” emerge como un destino turístico interesante para todos los segmentos.

Actualmente, Pachuca se transforma en una ciudad moderna, que ante todo no olvida sus orígenes, que hoy le otorgan características especiales. Cuna de deportes internacionales como el tenis, el rugby y particularmente el fútbol soccer, le dan una esencia única a esta ciudad.

La plaza ofrece dos ventajas competitivas muy interesantes. Primeramente, los precios son generalmente más accesibles a otros destinos, incluida la capital de la República. La segunda ventaja competitiva es sin duda la más importante y es la ubicación. Recordemos que Pachuca se ubica a menos de 100 kilómetros de distancia del mercado más importante de turismo del país: la Ciudad de México.

Como siempre sugiero, hay que empezar por vivir un destino visitando los lugares que destaquen la esencia del lugar. En Pachuca, es obligado iniciar el recorrido, en pleno centro, a los pies del famoso reloj monumental, cuya maquinaria fue fabricada por la misma casa que realizó la maquinaria del Big Ben de Londres.

A partir de ahí, podemos iniciar un sencillo recorrido gastronómico que nos deleita con los platillos famosos del destino. Del reloj monumental, uno puede simplemente cruzar la calle y entrar en el restaurante “La Blanca” para probar un maravilloso caldo otomí, unas enchiladas mineras o bien caminar un par de cuadras para adentrarse en el Mercado Barrotero y chuparse los dedos con la barbacoa o bien la pancita verde de Beto´s. Pero no se puede decir que uno visitó Pachuca, si no probamos los famosos pastes, salados o dulces.

Además de contar con los espectaculares pueblos mágicos de Mineral del Chico, Huasca de Ocampo y Real del Monte y con una gastronomía con platillos como los escamoles, el zacahuil que es un tamal de un metro de largo, los chinicuiles y por supuesto, la barbacoa y los pastes, todo ello ambientado por una pasión que la ciudad transmite a sus visitantes: el fútbol soccer.

Para todos aquellos “pamboleros”, la visita a esta ciudad es sin duda un recorrido por el túnel del tiempo de este deporte, desde los orígenes en México, hasta la recuperación de los valores que hoy se imparten en sus instituciones y que reviven el romanticismo del fútbol de antaño. Además cuenta con el museo del fútbol, así como el salón de la fama.

Otro interesante atractivo de la plaza, son las haciendas. Entre ellas destacan las de Chavarría o Yexthó, así como San Miguel Regla y Santa María Regla. Algunas de ellas se encuentran a menos de una hora de la ciudad de Pachuca y son ideales para eventos nocturnos. Un ejemplo de lo que aquí podemos encontrar, son las callejoneadas y noches medievales en la Hacienda San Miguel Regla en Huasca de Ocampo. Espectáculo en el que se recorren los callejones y caminos de la hacienda con antorchas y música, mientras que se va narrando la leyenda del Conde de Regla para al final llegar a la taberna a cenar y escuchar música de estudiantina.

Sin embargo, el mayor atractivo de estas haciendas es aprovechar el sinnúmero de atractivos ecológicos que en ellas se puede encontrar. Ejemplo de ello es la hacienda de Santa María Regla, cerca de donde se ubican los prismas basálticos, un atractivo natural de primer nivel.

Tampoco podemos dejar de lado, uno de los productos turísticos que más interés está generando en los últimos tiempos, el vuelo en globo, con una duración de 40 minutos aproximadamente. El vuelo se lleva a cabo en la Hacienda de Apulco que se encuentra a 1 hora 15 minutos de la ciudad de Pachuca.

Si pensamos en hacer turismo, los invito a hacerlo en Pachuca, Hidalgo. Hagamos turismo en México. Hasta la próxima.

Sígueme en twitter: @tonyyarto