Turismo en México: Carnavales mexicanos

Como lo prometido es deuda… He aquí más datos sobre los Carnavales de México.

Carnaval de Campeche:

El carnaval de Campeche instituido en el siglo XVI, por el gobernador Guillen de Las Casas, en la península de Yucatán. Desde entonces a estas fiestas se les llama carnestolendas. Los carnavales se festejan en los tres días precedentes al miércoles de ceniza. Las fiestas se caracterizan por una gran alegría. Es una gran fiesta popular en la que se usan disfraces y se baila todas las noches. Se conservan algunas comparsas, con danzas y la música original del carnaval campechano. Esta música se denomina “La Guaranducha”, que también se toca en las fiestas tradicionales. En las noches de carnaval, los bailes son de gala, con excepción del último que es con disfraces. El carnaval inicia con la quema del Mal Humor, representado por un muñeco llamado Juan Carnaval, quien se lleva el mal humor y las preocupaciones de la gente, dándoles la oportunidad de divertirse sin trabas.

El primer sábado o “Sábado Bando” desfilan carros alegóricos, toldos y comparsas, tirando serpentinas, confeti, dulces y propaganda. Otros desfilan a pie, descalzos, haciendo alusión cómica a  diversas situaciones actuales. En la noche se hace un lujo baile de gala. Los toldos, la charanga timbalera, la osa de carnaval y el toro petate, son tradiciones que se llevan a cabo hasta la actualidad, dándoles al carnaval un realce cultural. El martes de carnaval se denomina martes pintadera, las personas juegan al carnaval pintándose con los más variados tipos de colorantes. Se baila también bailes tradicionales campechanos, que iniciaron con la población maya. Durante la conquista con la influencia española y en general europea, la fusión dio origen al folklore campechano que guarda gran similitud con las danzas españolas. Las jaranas descienden de las jotas y son valseadas y zapateadas, mostrando cierta similitud con las sevillanas antiguas.

Carnaval de Morelos:

En Morelos existen un sin fin de tradiciones y leyendas. El carnaval es tal vez una de las fiestas más importantes. Debido al sincretismo de las culturas española e indígena, el carnaval se ha adoptado a las costumbres de nuestros pueblos, dándole características peculiares. El carnaval se lleva a cabo antes de la cuaresma, esto es termina el martes antes del “miércoles de ceniza”. El tono es de alegre feria, donde participan danzantes, que organizan comparsas. El danzante se llama Chinelo. Porta una túnica que les llega hasta los pies y que se mueve por las calles al compás del tradicional brinco impulsando a los asistentes a bailar sumándolos a las comparsas. El carnaval de Morelos se realiza básicamente en tres municipios (Tlaycapan, Tepoztlán y Yautepec) con matices  diferentes en la vestimenta. Es a las cuatro de la tarde que las comparsas están listas. Los Chinelos elevan la bandera, empieza la procesión. Los músicos tocan instrumentos de aire y percusión. Al llegar a la plaza, las comparsas de cada barrio luchan por aparecer en primer lugar frente a un público que brinca de impaciencia. Dan una o dos vueltas a la plaza esperando que todas las comparsas se unan. Cuando lo logran surge el silencio y los músicos interpretan música más suave. Esto sirve de pretexto para que los jóvenes inviten a bailar a los chicos. Cuando explotan los cohetes es hora de iniciar la tradicional danza que dura largas horas “El brinco del Chinelo”.

Carnaval de Mazatlán:

Con algunos difusos y escasos antecedentes prehispánicos, fue hasta el siglo XIX que se tuvieron informes de éste carnaval. Ignacio Ramírez, El Nigromante, hace referencia al carnaval en una carta a Guillermo Prieto. A finales del Siglo XIX el carnaval era una fiesta donde predominaba lo grotesco sobre lo gracioso. Para las mujeres, harina perfumada y cascarones de huevo, llenos de oropel; para los hombres, harina, negrumos y anilinas. Se desarrollaban batallas completas a pedradas entre los barrios del abasto y del muelle. En mayo se festejaba el triunfo de los mexicanos sobre los franceses. Para 1898, una junta de notables organizó una procesión de carruajes y bicicletas para erradicar la inmoral harina e imponer el confeti. Legitimado por las fuerzas vivas del puerto se institucionalizó el carnaval, el confeti y las serpentinas. Actualmente se usan múltiples fuegos pirotécnicos; la música que se ejecuta mayormente es la de los Papequis. Hay múltiples espectáculos, reinas de belleza y fastuosos carros alegóricos. En el paseo Olas Altas se llevan a cabo la mayor parte de los desfiles, y desde ahí se observa un espectáculo maravilloso, el mar y una bella vista del puerto. La fiesta se lleva a cabo de jueves a martes  antes del Miércoles de Ceniza. El mismo día que se corona a la reina se inicia los fuegos artificiales en el Paseo Olas Altas. Se quema al “Mal Humor” para que aceche la fiesta. La noche del sábado el cielo del puerto se transforma, merced a los fuegos pirotécnicos, los rayos láser y sonido conocido como Combate Naval. Se recrea la heroica defensa de la ciudad durante el intento de invasión de la corbeta francesa Cordaliére, en 1864. La pirotecnia intercambiada entre mar y tierra simboliza el cañoneo desatado entre las tropas locales y las francesas, con la consecuente victoria de los mazatlecos. El evento más importante es la coronación de la reina, la soberana del carnaval. Una bella Joven se convierte en el icono de la fiesta. El penúltimo día del carnaval, se corona una reina infantil. En el marco de un baile de disfraces y vistosos atuendos. El único protagonista masculino que participa en la escena carnavalera es el antes llamado Rey Feo o Momo, ahora, “Rey de la Alegría”. Otra singularidad de este carnaval es la participación de la famosa banda sinaloense con la que bailan los originarios del puerto y los mirones de domingo a martes.

Sígueme en Twitter: @LuluTurismoMx

Comentarios cerrados.

Turespacio en línea

©Turespacio México 2010. Todos los Derechos Reservados | Acerca de Turespacio | Contacto | Turismo México